El invierno es señal de navidad y fin de año, pero también se presentan enfermedades como el resfriado común o la gripe que afectan tu sistema respiratorio, por lo que hoy queremos compartirte algunos alimentos para que refuerces la salud de tus pulmones.

Agua

El agua es básica para la salud respiratoria, esta ayuda a que se eliminen sustancias nocivas y haya un correcto intercambio de gases, por lo que es esencial mantenerse bien hidratado en la temporada invernal. Pero no debemos obsesionarnos con tomar una cantidad concreta ya que la necesidad de agua depende de numerosos factores, además de que muchos alimentos dentro de una dieta contienen agua, desde las frutas y verduras hasta los calditos de pollo. 

Pimiento rojo

El pimiento rojo tiene un gran aporte de vitamina C que lo hace adecuado para proteger al organismo de infecciones, ya que fortalece el sistema inmune. Se recomienda comer crudo para aprovechar todos sus nutrientes. Las fresas, cerezas y otras frutas de temporada también son ricas en Vitamina C. 


LEE TAMBIÉN: 5 HÁBITOS QUE DAÑAN TU SALUD PULMONAR


Brócoli

Según un estudio publicado en el American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine, el brócoli contiene sustancias capaces de regular la cantidad de componentes clave en el sistema de defensa epitelial de los pulmones. Es una de las verduras más ricas en antioxidantes, uno de ellos el sulforafano, que diversas investigaciones científicas han relacionado con mejores pronósticos en los tumores malignos de pulmón.

Puedes complementar tu alimentación con distintos suplementos que te ayuden a consumir las vitaminas necesarias, en Farmacias Gi puedes conseguirlas a un gran precio, te invitamos a ubicar tu sucursal más cercana y las visites, no olvides que cuentan con consultorio adyacente en las que puedes visitar al médico para que te aconseje adecuadamente con que vitaminas puedes complementar tu alimentación. 

Salmón.

Tanto el salmón como otros pescados grasos, así como los lácteos y los cereales integrales son fuente de vitamina D. Esta vitamina es fundamental para el correcto funcionamiento del organismo. Existe una relación entre la vitamina D y enfermedades como el asma bronquial y la covid-19 que probablemente se deba al papel modular que tiene esta vitamina en el sistema inmunológico. Esta vitamina también se obtiene a través de los rayos solares de manera que los alimentos por sí solos no van a proporcionarnos toda la que necesitamos. 

Ajo.

Según una investigación realizada por el Centro Provincial Jiangsu para el Control y Prevención de Enfermedades de China, las personas que comen ajo crudo al menos dos veces a la semana tienen un 44% menos de riesgo de desarrollar un cáncer de pulmón. El ajo es un poderoso antiviral y antiséptico, de manera que conviene incluirlo en todas las preparaciones que hagamos. 

Suscríbete a nuestro newsletter y no te pierdas nada de nuestro contenido para cuidar tu salud.