Prevención y control de las enfermedades gastrointestinales

Cómo aliviar la diarrea

Es posible prevenir las enfermedades gastrointestinales, sólo tienes que seguir las siguientes recomendaciones: 

evitar comer en la calle, lavarse las manos antes de comer y después de ir al baño, hervir el agua, desinfectar las frutas y verduras, preparar correctamente los alimentos, ingerir sueros para rehidratar. Otra gran medida de prevención es contar con una buena alimentación. 

¿Cómo aliviar la diarrea?

La diarrea no es una enfermedad, sino un síntoma causado por una infección que inició por comer alimentos en mal estado, agua contaminada, por intoxicación, etc. 

La diarrea se caracteriza por tener más de 3 evacuaciones en 24 horas, o con una frecuencia mayor que la que se considera normal para la persona. Estas evacuaciones pueden ser blandas, semilíquidas o líquidas. 

Y pueden estar acompañadas por la sensación de seguir evacuando, dolor abdominal o cólico, movimientos en los intestinos, naúseas vómito, poco apetito, fiebre, malestar general y debilidad. 

¿Cómo puedo evitar la diarrea? 

Las manos son el vehículo por el que se transmiten las enfermedades, ya que en ellas existen virus y bacterias. Lo principal es lavarse las manos siempre pero más importante antes de preparar tus alimentos y antes de consumirlos. 

Y después de ir al baño, cambiar un pañal, cuidar a personas enfermas y regresar de la calle. 


TAMBIÉN PODRÍA INTERESARTE: ENFERMEDADES GASTROINTESTINALES


¿Cómo puedo evitar la diarrea durante un viaje? 

Si estás de viaje puedes seguir las siguientes recomendaciones: 

  • Toma agua embotellada o hervida. 
  • Consume verduras y fruta que hayan sido lavadas y desinfectadas con agua clorada o plata coloidal.
  • Consume alimentos preparados que estén bien cocidos y calientes al momento de servirse
  • Evita consumir alimentos en la calle 

¿Cómo evitar la deshidratación por enfermedad gastrointestinal?

La deshidratación es la principal complicación de las enfermedades gastrointestinales cuando no se tratan a tiempo. Los niños menores de 5 años y los adultos mayores son los más vulnerables. 

Se origina por la pérdida de líquidos, sales, y sustancias que en condiciones sanas absorbe el intestino. Las características de una deshidratación son: 

  • tener mucha sed 
  • ojos hundidos y secos
  • llanto sin lágrimas 
  • sensación de boca seca 
  • confusión 
  • agotamiento
SCROLL UP