Actualmente sabemos la importancia de reforzar nuestro sistema inmune para así evitar enfermedades respiratorias como la gripe, un resfriado, alguna tos etc. Y la mejor forma de ayudar a nuestro cuerpo es otorgándole las vitaminas ideales como la vitamina A, la vitamina D o la vitamina C.

Podemos ingerir alguna de estás vitaminas ya sea de forma natural o a través de algún suplemento. Y tal vez te estés preguntando ¿pero en qué benefician estás vitaminas a mi cuerpo? Bueno pues hoy te lo contaremos.

Vitamina A

La vitamina A sirve para ayudar al sistema inmunitario, es importante para la visión normal y le trae beneficios para nuestro corazón, pulmones, riñones y otros órganos.

Esta vitamina se encuentra presente en una variedad de alimentos, entre ellos, las verduras de color verde, anaranjado y amarillo, como el brócoli, las zanahorias o los calabacines.

También se encuentra en cierto tipo de pescados como el salmón. En frutas como el melón y el mango, en algunos productos lácteos y en cereales fortificados.

Vitamina D

La vitamina D es un nutriente necesario para la salud, esta ayuda al cuerpo a absorber el calcio, y además el cuerpo utiliza esta vitamina para otras funciones. Los músculos la necesitan para el movimiento, lo nervios para mensajes al cerebro y otras partes del cuerpo. La vitamina D es indispensable para que el sistema inmunitario pueda combatir las bacterias y los virus que lo atacan.

Son muy pocos los alimentos que contienen esta vitamina de forma natural; son los alimentos fortificados con vitamina D los que aportan la mayor parte de esta vitamina a las dietas de un adulto promedio.


LEE TAMBIÉN: ¿CUÁNTO SABES DEL ÁCIDO FÓLICO?


 Entre las mejores fuentes naturales de vitamina D se encuentran los pescados grasos, como la trucha, el salmón, el atún y la caballa. Así como los aceites de hígado de pescado.

Además, muchos cereales para el desayuno, algunas marcas de jugo de naranja, yogures, entre otros productos contienen vitamina D agregada.  

 ¿El Sol aporta vitamina D?

 El cuerpo produce Vitamina D cuando la piel descubierta se expone al sol, la mayoría de las personas reciben al menos algo de esta vitamina de esta manera. Sin embargo, las nubes, el smog o la edad avanzada reducen la cantidad de vitamina D producida por la piel. Además, la piel expuesta a la luz solar a través de una ventana no produce vitamina D.

Vitamina C 

La vitamina C es también conocida como ácido ascórbico, y el cuerpo lo necesita para producir colágeno. Una proteína necesaria para la cicatrización de las heridas. Esta vitamina también mejora la absorción del hierro presente en los alimentos de origen vegetal y contribuye al buen funcionamiento del sistema inmunitario para proteger al cuerpo contra las enfermedades. 

Las vitaminas y las verduras son las mejores fuentes de vitamina C, para ingerir las cantidades recomendadas de esta vitamina puedes consumir alimentos como frutas cítricas, como naranjas, toronjas y sus jugos, así como pimientos rojos y kiwis.

También son ricos en vitamina C el brócoli, las fresas, el melón y los tomates. 

El contenido de vitamina c de un alimento podría disminuir al cocinarse o almacenarse por tiempo prolongado, es posible que al cocinar los alimentos al vapor o en hornos de microondas la pérdida sea menor. 

Como te pudiste dar cuenta estas tres vitaminas tienen algo en común, ayudan a nuestro sistema inmunitario. Por lo que ingerirlas ayudará en gran medida a prevenir enfermedades. 

Afortunadamente existen productos en el mercado que contienen estas vitaminas, Te invitamos a conocer este tipo de productos, entra aquí para conocerlos, y ayuda a tu cuerpo a protegerse de enfermedades respiratorias. 

Suscríbete a nuestro newsletter y no te pierdas nada de nuestro contenido para cuidar tu salud.