Rutinas mañaneras que te harán más productivo

Rutina mañanera

Las mañanas son el periodo más importante del día, lo que hagas en este periodo puede marcar la diferencia entre una jornada productiva o no. Aunque no lo creas, acciones como no levantarte cuando tu alarma suena, no desayunar saludablemente y con alimentos energéticos o empezar conectado a la tecnología puede mermar tu día. 

Aunque no seas una persona mañanera, nada te impide empezar con una buena rutina que te ayude a afrontar la jornada diaria con más energía y alegría. Además, establecer una rutina matutina te ayudará a fortalecer tu fuerza de voluntad. Seguir las siguientes rutinas mañaneras te ayudarán a empezar tu jornada con toda la energía. 

Despierta con tranquilidad y sin prisas

Seguro te ha pasado que se te hace tarde porque apagaste la alarma y te seguiste durmiendo, y seguro te haz levantado de un brinco de la cama para lograr llegar a tiempo a tu trabajo o a la escuela. Pues empezar así el día provocará que el estrés invada tu cuerpo, y tu cuerpo liberará un compuesto químico llamada cortisol. La liberación de este compuesto hace que incremente tu ansiedad y tu energía se reduzca. Todo esto por sentir la presión de las prisas por la mañana. 

Procura levantarte con sonidos suaves, estírate, medita, haz ejercicio y toma tranquilamente tu desayuno. 

Bebe agua 

En el transcurso de la noche, mientras duermes, tu cuerpo sigue trabajando en una especie ‘limpieza interna’. Empezar tu día con un vaso de agua ayudará a tu cuerpo a: 

  • Eliminar toxinas y sustancias que no necesita tu cuerpo
  • Activar el metabolismo
  • Ayudar al sistema linfático

Evita tu celular 

Revisar tu celular justo cuando vas despertando someterá a tu cerebro a un estrés innecesario. Evita tocar tu celular a menos que sea muy necesario, reemplaza esto por una pequeña meditación de 5 minutos. 

Medita

Muchas personas piensan que para meditar necesitas 40 o 50 minutos, esto es completamente falso, puedes realizar una meditación efectiva en 5 minutos. Estudios demuestran que después de meditar 2 o 3 días durante 10 minutos obtienes beneficios como: reducción del estrés, incremento de energía y ayudarás a tu cerebro a estar más enfocado en las tareas diarias. 

Basta con que tengas un lugar donde te puedas sentar recto, que sea silencioso y tenga una luz suave. Ahí es el lugar indicado para iniciar tu medicación. 

Haz ejercicio

Al igual que con la meditación, muchas personas piensan que necesitan más de 40 minutos para realizar ejercicio, cuando una buena rutina de ejercicio mañanera la puedes realizar en 10-15 min y con esto lograrás activarte. Realizar ejercicio en la mañana te ayudará a: 

  • Quemar calorías
  • Mejora tu agudeza mental: el ejercicio por la mañana potencia la actividad mental hasta varias horas después de haberlo hecho 
  • Generarás grandes cantidades de energía

Haz ejercicio en casa, si puedes, sal a caminar o correr, nadar o a andar en bici. 

Estírate 

Una vez que termines tu ejercicio estira. Si eres de los que pasa gran parte del día en una silla, estirar le ayudará a tu cuerpo. Haz estiramientos suaves para darle a tu cuerpo la flexibilidad que se merece. 

No sólo sentirás un enorme alivio en el cuerpo, sino que también te despejará la mente. 

Échate un desayuno saludable

La primera comida del día es la más importante, de ella depende que inicies fuerte tu jornada diaria. Muchos alimentos proporcionan glucosa, que es el componente químico que le da energía a tu cerebro. El problema es la fuente de esa glucosa, alimentos muy ricos en azúcares pueden producir picos cortos de energía. 

Puedes evitar con desayunos equilibrados, por ejemplo: 

  • Proteínas: huevo, carnes o pescado 
  • Fruta: plátanos, manzanas o frutos rojos son buenas opciones
  • Frutos secos: en especial aquellos con abundantes ácidos grasos omega-3
  • Verduras: todas son válidas para un buen desayuno

Un tip que podemos darte es que tienes que empezar la mañana desde la noche anterior. Antes de acostarte sabes perfectamente que tienes que hacer al día siguiente: ir al trabajo, a la escuela, llevar a los niños a la escuela, etc. ¿Por que no dedicarle unos minutos la noche anterior a dejar tus cosas listas? Además de que ahorrarás tiempo en la mañana siguiente, harás de esta menos estresante. 

Ahora si, empieza a planificar tus mañanas y sigue una rutina. Empieza a notar los cambios en tus jornadas diarias y disfruta más tus días.

SCROLL UP